venezuela

Venezuela

El folclor ve­nezo­lano es uno de los más ricos y va­riados. Esas cualida­des se de­ben a que Ve­nezuela es un país pluricul­tu­ral, for­ma­do por una mezcla de dis­tintos element­os et­nicos y cada uno de esos element­os ha da­do su apor­te a la for­mación del folclor ve­nezo­lano.
El pueb­lo ha he­reda­do e imit­ado las di­ferent­es ma­nis­festaciones folclóricas, pe­ro no las pre­sen­ta de una ma­nera igual a las que ha recibi­do si­no que las se­lecciona, adop­ta y recrea, dan­do­le una nueva for­ma pro­pia y ori­ginal.

El folklore al igual que la gastro­nomía ve­nezo­lana, son muy va­riados, am­bos son un sím­bo­lo de la ident­ificación nacional, ident­ifican cada re­gión del país y to­das son sim­bo­logía e ident­ificación nacional: un hal­laca o el jo­ropo ” Al­ma llane­ra” sim­bo­lizan a Ve­nezuela como una are­pa an­di­na o un casa­be orient­al y un val­se an­di­no o un ta­munan­gue laren­se tam­bién son sim­bo­logía ve­nezo­lana

No es­ta­mos si­no em­pezan­do. Cada mes ire­mos pub­lican­do nuevas tra­diciones. Si de­sea que ade­lan­te­mos al­gu­na en par­ticular, no du­de en con­tactar­se con no­sot­ros:

  • • Joropo
  • • El Tamunangue
  • • Vals venezolano

Joropo

Prof. Yracema Vicuña’

Es la mú­sica y baile tí­pico de los Llanos y en Apu­re se pre­sen­ta an­te los ojos de los ve­nezo­lanos como la tier­ra por excelencia del jo­ropo y es actual­mente un sím­bo­lo emblema de ident­idad nacional.

Sus orí­ge­nes se re­mon­tan a me­diados de 1700 cuan­do el cam­pe­sino ve­nezo­lano pre­firió uti­lizar el tér­mi­no “jo­ropo” en vez de “fan­dango” pa­ra re­ferir­se a fies­tas y reuniones sociales y fa­miliares.No hay una so­la explicación pa­ra el ori­gen de la pa­lab­ra jo­ropo. Al­gu­nos re­fie­ren que es una voz cari­be o quechua. Ot­ros afir­man que en Casa­nare, de don­de son los in­dios que le die­ron su nombre, ya que la pa­lab­ra Jo­ropo es ori­gina­ria de al­lí, cuan­do por cualquier mo­tivo se pren­día la fies­ta, los más ent­usias­tas sa­lían gri­tan­do: “jo­ropo, jo­ropo, más jo­ropo!”

Cabe des­tacar, que el Jo­ropo puede te­ner sus raíces en el viejo con­ti­nent­e, porque es sencil­lo ver­le si­militud con el baile flamenco y con los rit­mos an­da­luces que tra­jeron las mi­siones es­pañolas du­ran­te la época colonial, de los cuales aún se con­servan al­gu­nos ras­gos (el za­pateo).

Se in­terpre­ta bá­sicamen­te con ar­pa, cuat­ro y ma­raca, más la voz. Sin em­bargo, en Ba­rinas, Por­tu­guesa y en par­te de Apu­re no se usa el ar­pa si­no la ban­do­la. En Bo­livar se es­ti­la la ban­do­la guayane­sa.

En Apu­re, to­dos los años, en la pob­lación de Elorza, se realizan unas fies­tas, ya legen­da­rias por la canción “Fies­ta en Elorza” don­de el jo­ropo cob­ra vi­da y se recuer­da una vez más una tra­dición que se re­mon­ta al sig­lo XVII, con viejas canciones y bailes es­pañoles.

¿Cómo se baila un buen Jo­ropo?

No hay Jo­ropo si no hay una pa­reja bailan­do. En él, el hombre su­jeta a la mu­jer por am­bas ma­nos. Bel­la te­mática la del Jo­ropo: el baile hace do­mina­dor al hombre sob­re la mu­jer y sob­re la na­tura­leza en ge­ne­ral, es él quien lleva la iniciati­va, y de­ter­mi­na las fi­guras a realizar. La mu­jer se limi­ta a ob­servar los mo­vimient­os que él hace fren­te a el­la y a se­guir­lo con ha­bilidad.

El Jo­ropo es al­ti­vo, en él hay gal­lar­día y machis­mo.

La pa­reja se to­ma am­bas ma­nos con­servan­do cier­ta dis­tancia y la po­sición del val­se comienza con un rit­mo len­to o ra­pido. Cuan­do el hombre za­patea, la mu­jer escobil­la. El hombre so­lo za­patea cuan­do se pro­ducen los re­piques en el ar­pa y/o ban­do­la, es decir cuan­do lo llama la cuer­da.

Pa­ra una me­jor ap­reciación del baile les mostra­mos un vi­deo

El Joropo

si­gue…

El Tamunangue

Es una fies­ta que se realiza pa­ra ho­mena­jear a San An­to­nio de Pa­dua. Con­siste en una se­rie de pie­zas mu­sicales con bailes.

En es­ta celeb­ración se ag­ra­dece a la na­tura­leza por sus bon­da­des pa­ra la buena cosecha en el mes de Mayo. Los laren­ses tam­bién celeb­ran es­tas fechas pa­ra pa­gar tri­buto al san­to por fa­vor­es recibi­dos.

http://www.youtu­be.com/watch?v=kL4gdPgLsf0

Vals venezolano

Se con­si­dera que el Vals ve­nezo­lano se im­pu­so en los sa­lones de la socie­dad en el sig­lo XVIII a pe­sar de ha­ber si­do destruidos du­ran­te la Guer­ra de In­de­pen­dencia gran par­te de los document­os de es­ta época sob­re el te­ma.

El Vals ha si­do uno de los te­mas que ha te­nido mayor ar­raigo y di­fusión. És­te con­siste en una ma­nifes­tación mu­sical de­riva­da de un baile po­pular austríaco, conocido como ländler.

El vals de tra­dición oral, o vals po­pular, uti­liza pa­ra su ejecución los instru­ment­os tí­picos de cada re­gión ve­nezo­lana, sien­do cul­ti­vado mayor­mente en los An­des y en la re­gión cen­tro-occident­al de Ve­nezuela.

Orquesta Sinfonica de Caracas